3 de julio de 2007

Frente común contra la violencia en las aulas


Así al menos se desprende del informe Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la Educación Secundaria Obligatoria 1999-2006, elaborado por el Defensor del Pueblo. Para el titular de esta institución, Enrique Múgica, las cifras demuestran una “clara disminución de la incidencia del maltrato”, especialmente en aquellas conductas violentas más frecuentes y menos graves, pero “tales logros son absolutamente insuficientes”.
Si nos atenemos a las cifras, los tipos de maltrato cuya incidencia desciende de modo estadísticamente significativo sobre el informe precedente de 2000, son, entre otros, los insultos (del 39,1 al 27,1%), los motes ofensivos (del 37,7 al 26,7%), la conducta de ignorar (del 15,1 al 10,5%) y de esconder cosas de otros (del 22 al 16%), así como las amenazas para meter miedo (del 9,8 al 6,4%) y el acoso sexual (del 2 al 0,9%). Durante su comparecencia en la Comisión Mixta Congreso-Senado para presentar el citado estudio, Múgica ha precisado no obstante que los datos no deben hacernos caer en un “engañoso optimismo”. “Todos los centros sufren situaciones de acoso y de violencia. La incorporación de políticas de prevención y líneas de intervención ha logrado detener el avance del problema, pero no ha conseguido en absoluto erradicarlo”.
“La convivencia en los centros educativos es el elemento básico de una educación cívica y de calidad”, señala Carmen Maestro, presidenta del Consejo Escolar del Estado. A su juicio, en una sociedad como la nuestra, cada vez más heterogénea, “la tarea de ‘aprender a vivir con’ constituye un objetivo prioritario. La educación debe conseguir que se asuma como un valor prioritario el equilibrio entre los derechos y los deberes de las personas, la aceptación y obligatoriedad de las normas, la responsabilidad individual y colectiva en los hechos y la legitimidad de las sanciones proporcionadas a las transgresiones”.

Reflejo social
Los expertos coinciden en que la confluencia de diversos factores ha actuado como detonante para generar un clima de mayor tensión en las aulas: la masificación, el aumento de la escolaridad obligatoria, y el choque entre grupos e intereses diversos. “La situación es un espejo de lo que ocurre en la sociedad, sólo que ésta además pide a las escuelas que realicen funciones que corresponden a las familias”, dice Eduardo Gónzalez, profesor en un instituto madrileño. “Cuando hay una serie de valores que están en desuso, como la autoridad, el respeto, la responsabilidad..., los centros no pueden por sí solos cambiar las cosas, ni tienen mecanismos necesarios para variar comportamientos y modificar una deriva que es fruto del tipo de vida que nos hemos impuesto”.
“Si consideramos a la institución escolar como un producto construido por la sociedad y al servicio de la misma, ciertamente la escuela es un reflejo de la violenta actualidad”, dice Paulino Castells, doctor especialista en psiquiatría infantil y juvenil, quien acaba de publicar el libro Víctimas y matones. Aunque matiza: “Es en la escuela donde explotan las actitudes violentas de sus pupilos, porque, hoy por hoy, es la única institución social que impone unos mínimos límites de disciplina y autoridad, ya que la familia, en numerosos casos, ya ha declinado imponerlos”. Castells es de los que creen que hay que actuar “con contundencia” a la mínima que se produzca un desacato a la autoridad del profesorado. “Echando mano de la normativa de disciplina escolar de que disponga el centro escolar. Con el apoyo incondicional de la dirección de la escuela y del claustro de profesores. Y que ningún docente sea tan ingenuo de creer que haciendo la vista gorda ante las actitudes violentas de los alumnos matones, podrá zafarse de ser víctima de su vorágine violenta”.
Francisco Ceballos, docente en la enseñanza pública durante 30 años, que también ha ejercido como director, piensa que muchos profesores se han apuntado a la moda light en lo que respecta a disciplina. “Si un alumno insulta a un profesor o pega a un compañero –dice–, hay que hablar con él para hacerle comprender que lo que ha hecho está mal, e indagar sobre las razones que le han llevado a actuar así”.


Líneas prioritarias

Entre las propuestas del informe Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la Educación Secundaria Obligatoria destacan las siguientes:
Eliminar el carácter oculto del acoso. Se trata de que víctimas y testigos comuniquen estas situaciones para poder recibir una ayuda prioritaria, por lo que se hacen necesarias mejores estrategias de comunicación y de relación interpersonal con los alumnos.
Resolver los conflictos en el propio centro. Es una tendencia creciente que involucra cada vez más a las familias, aunque esa relación es todavía insuficiente.
Programas de prevención en Primaria. Algunos estudios apuntan los últimos cursos de este nivel cómo un ámbito en el que ya se perciben fenómenos de acoso y violencia.
Alumnado inmigrante. Hay que poner en marcha programas específicos que incidan en factores de carácter cultural, social y religioso para evitar procesos de victimización entre estos escolares.
Educación para la Ciudadanía. Incluir entre los contenidos de esta nueva materia la transmisión de valores de rechazo a toda forma de violencia.
Realización de estudios. El Defensor del Pueblo plantea la necesidad de llevar a cabo investigaciones sobre la incidencia y tipología de estos fenómenos.




Autor de la guía práctica de intervención Conflictividad en las aulas, Ceballos es partidario de una mayor coordinación del profesorado de un centro, sea colegio o instituto, tener recogidas en su reglamento orgánico “unas normas de disciplina acordes con los decretos de convivencia” y “aplicarlas en todos y cada uno de los casos” que se produzcan. “El director del centro, que tiene potestad para aplicar las correcciones sin tener que derivarlas a la Comisión de Disciplina o al Consejo Escolar, debe actuar de inmediato”, apunta. “Y esa inmediatez en la respuesta es lo más ejemplarizante y efectivo, no sólo para el alumno a quien se aplica la corrección, sino para el resto de sus compañeros”.

Escuelas inclusivas
Otras opiniones sin embargo valoran que un sistema de normas es insuficiente para asegurar una convivencia fluida. Para los profesores de Didáctica Juan Carlos Torrego y Juan Manuel Moreno “hacer frente a la violencia escolar y al comportamiento antisocial no consiste en transformar nuestras escuelas en centro de terapia de grupo”. Su visión es más bien “de cómo hacerlas más inclusivas y protectoras para los desposeídos y desaventajados”.
Autores del título Convivencia y disciplina en la escuela, estos especialistas piensan que los centros deben ser reconstruidos “ética y culturalmente si se pretende que de verdad funcionen como una herramienta de movilización contra la violencia”. Y para ello Torrego y Moreno plantean cuatro propuestas. Por un lado, contar con nuevos profesionales capaces de hacer aquello para lo que se han formado, de “gobernar” el proceso de enseñanza-aprendizaje. En segundo lugar, crear nuevos sistemas de formación docente, que permitan una “puesta al día” muy intensa de los profesionales de la enseñanza. También abogan por una nueva relación con las familias, ya que “hay una falta de confianza mutua y una tendencia a culparse mutuamente por no asumir suficiente responsabilidad”. Finalmente apuestan por una mayor implicación de las administraciones locales en la vida escolar.
Las manifestaciones violentas que se producen en ocasiones en los centros obligan a utilizar nuevos métodos para resolver problemas cuando las sanciones correctoras no surten efecto. Y uno de esos métodos es la mediación, la intervención de terceros en un conflicto, algo que ya se experimenta en determinados colegios e institutos de Secundaria. Su funcionamiento lo explica José Antonio Binaburo, catedrático de Filosofía y coautor del libro Educar desde el conflicto: “La mediación es un proceso de comunicación entre partes en conflicto con la ayuda de personas imparciales que procuran que las partes se escuchen en un espacio de libertad y seguridad para que comprendan el conflicto que viven y puedan llegar a un acuerdo. La mediación supone la gestión positiva del conflicto, es decir, tratarlo desde la ausencia de violencia y agresividad”.

Numerosas propuestas


Varios factores han actuado como detonante para crear mayor tensión en los centros, como la masificación y el choque entre grupos e intereses diversos


Consejerías de Educación, sindicatos y organizaciones educativas se han sumado con sus propuestas a este esfuerzo por mejorar las relaciones en los centros. Lo último en este sentido es el sitio web creado por la Junta de Andalucía para fomentar la cultura de la paz en los centros públicos, con materiales y recursos para padres y profesores. A la campaña desarrollada por la Federación de Enseñanza de CC.OO. Convivencia escolar, han seguido otras acciones como el portal Súmate a la convivencia, que desarrollan la Fundación Telefónica y FETE-UGT. Carmen Vieites, secretaria de políticas sociales de este sindicato, cree que “en los centros hay violencia porque nuestra sociedad es violenta”. Según dice, “el dilema está en la respuesta que ha de darse. Desde luego que el tratamiento tradicional que se ha hecho de la violencia entre escolares resulta insuficiente. Esta falta de respuesta está relacionada con la forma tradicional de definir el papel del profesorado, orientado de forma casi exclusiva a impartir una determina materia.


Algunos especialistas consideran que hay que poner en práctica nuevos sistemas de formación docente para lograr “una puesta al día” de los profesionales de la enseñanza


Al analizar el papel de la Administración hay que destacar el Plan para la promoción y mejora de la convivencia escolar firmado por el MEC y los sindicatos en 2006 y al que posteriormente se han adherido asociaciones de padres y la patronal FERE-CECA. Gracias a esta iniciativa se están realizando cursos de formación sobre convivencia escolar dirigidos a profesores y familias. Su finalidad: “brindar recursos a quienes lidian con estas situaciones” y que los profesores puedan llevar a cabo una formación “en cascada” en sus respectivos territorios con otros compañeros de la escuela pública y concertada.

http://www.map.es/gobierno/muface/educ.htm

7 comentarios:

maria dijo...

hola yo sufro acoso y estoi pasando un infierno en los sentros deben ayudar mas yo siento ke no les inporta ya ke eyos saben de esta situasion amie mecuesta ablar pero eyos deberian ablar con migo y preguntarme como estoi no mesiento apoyada por mis tutores pero eso es asi ay grupos conflictibos y deberian aser mas ayudarmas a y enterdenos cuando ablomas mal o contesto mal tiene ke entender porke actuo asie pero cuando uno esta cabreado no sabe lo ke ase amie me gustaria ablar con eyos pero no soi capas de espresar le todo lo ke susede solo de seo poder olbidar esto y poderme recuperar y bolber a ser yo porke lo epasado mui mal epasado tardes con mareos y ardiendo y super angustiada y me esta bolbiendo eso otrabes los mareos ororosos y dolres en el estomago y en la espalda ect esto es un in fierno y no puedo bibir asie solo deseo ke yege el verano y pueda olbidar todo esto bueno nunca olbidare este curso pero al menos sentirme mejor porke me siento como una mierda

Anónimo dijo...

Confirmation Our Cheerless Prices at www.Pharmashack.com, The Esteemed [b][url=http://www.pharmashack.com]Online Chemist's workshop [/url][/b] To [url=http://www.pharmashack.com]Buy Viagra[/url] Online ! You Can also Apex to Greater Deals When You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/cialis.html]Buy Cialis[/url] and When You You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/levitra.html]Buy Levitra[/url] Online. We Also Encouragement a Louring Generic [url=http://www.pharmashack.com/en/item/phentermine.html]Phentermine[/url] On the side of Your Nutriment ! We Hawk Gear [url=http://www.pharmashack.com/en/item/viagra.html]Viagra[/url] and Also [url=http://www.pharmashack.com/en/item/generic_viagra.html]Generic Viagra[/url] !

Anónimo dijo...

Deceive making short casinos? into working order more than this modish [url=http://www.realcazinoz.com]casino[/url] imply and giving online casino games like slots, blackjack, roulette, baccarat and more at www.realcazinoz.com .
you can also believe up our untrained [url=http://freecasinogames2010.webs.com]casino[/url] allow to pass at http://freecasinogames2010.webs.com and be the title-holder in landowner unfeeling currency !
another additional [url=http://www.ttittancasino.com]casino spiele[/url] concatenation of events is www.ttittancasino.com , during german gamblers, drop upon via freed online casino bonus.

Anónimo dijo...

crt in unusualness this unrestricted [url=http://www.casinoapart.com]casino[/url] hand-out at the greatest [url=http://www.casinoapart.com]online casino[/url] criterion with 10's of with it [url=http://www.casinoapart.com]online casinos[/url]. brown-nose a wee with [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-roulette.html]roulette[/url], [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-slots.html]slots[/url] and [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-baccarat.html]baccarat[/url] at this [url=http://www.casinoapart.com/articles/no-deposit-casinos.html]no thump up a compare casino[/url] , www.casinoapart.com
the finest [url=http://de.casinoapart.com]casino[/url] against UK, german and all on apex of the world. so in search the treatment of the cork [url=http://es.casinoapart.com]casino en linea[/url] discontinuity us now.

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

Anónimo dijo...

top [url=http://www.xgambling.org/]casino bonus[/url] coincide the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]free casino[/url] manumitted no consign reward at the chief [url=http://www.baywatchcasino.com/]spare casino games
[/url].

Anónimo dijo...

покер стратегия 50 [url=http://xxx.kazino-del-rio.ru/infa415.html]Карточные Игры Онлайн Для Телефона Samsung[/url] покер java bluetooth [url=http://xxx.kazino-del-rio.ru/infa110.html]Браузерный Покер Онлайн[/url] казино wm мгновенно [url=http://xxx.kazino-del-rio.ru/]Честное Интернет Казино[/url] интернет казино на вертуальрые деньги qiwi!