3 de julio de 2007

Cómo evitar que tus hijos se conviertan en bullies

Las conductas irrespetuosas e insultantes aparecen desde que los niños comienzan a relacionarse con otros niños. Pedagogos y maestros recomiendan actuar cuanto antes:

“Es importante que el niño sepa que los padres no toleran ese tipo de actitud. Desde la guardería, hay que dejarle ver al niño que no puede pegar, ni insultar, ni herir los sentimientos de otro niño”, indica la pedagoga Lourdes Prieto.
Los expertos también acentúan la importancia de mostrar al niño otros canales para ventilar y expresar sus sentimientos. Enseñarles por ejemplo a utilizar las palabras para protestar o enfatizar lo que sienten, a no recurrir a los golpes y sobre todo a ponerse en el lugar del otro, que el niño piense cómo se sentiría si fuera insultado, ridiculizado o agredido.

“Enseñarles a compadecer al otro es crucial y hay que recompensar siempre la amabilidad y las buenas acciones. También es eficaz registrar al niño agresivo en actividades de equipo, como deportes”, agrega Prieto.

Qué hacer si nuestro hijo es víctima de acoso escolar

“Sobre todo es necesario estar involucrados en la vida de nuestros hijos. Conocer quienes son sus amigos, cuáles son sus actividades. Los padres deben saber si algo les preocupa y actuar de inmediato”, indica Prieto.

Pero actuar no quiere decir llamar a la madre del niño agresor y ponerse a gritar, muchas veces la situación puede empeorar incluso más. El primer paso es contactar a la maestra.

“Al día siguiente llevé yo misma al niño al colegio y pedí una conferencia con la profesora. Me agradeció que le contase el problema y dijo que no era Javier el único niño amedrentado por el otro”, relata Mari Paz.

Los psicólogos aconsejan apoyar en todo al niño acosado, nunca decirle que no haga caso al agresor, sino estudiar con él cómo solucionarlo.

“Yo agregaría que no hay que obligar a un niño a ir al colegio si tiene miedo. Antes de que regrese al centro es preciso haber hablado con los profesores y en lo posible haber hallado una solución”, dice Prieto.


http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=487412

2 comentarios:

desesperada dijo...

hola tengo a mi hijo en un colegio de monjas y segun mi hijo la maestra ( que es monja) le ha tomado mania, y dice que simpre esta en contra de el.
El niño el año pasado me suspendio todo el curso y el me dice que es por culpa de esa maestra que no quiere ir a ese cole.
Ahora me entero ( segun las madres de sus compañeros que me han dicho lo que los niños les cuentan en caso) que es verdad que le tiene mania , que un dia le cogio el pupitre y le tiro al suelo llamandole guarro. otro le pregunto la leccion y por equiocarse en 1 palabra le puso un 0 cuando a los otros que se equivocaban les ponia 5.El niño ese dia vino llorando , y me lo conto todo, luego me contaron la misma version las madres de sus compañeros....y no se que hacer creo a mi hijo , o creo a la monja que me dice que ella nunca iria en contra de sus alumnos y que todo lo hace por el bien de ellos.

dulzeeeee dijo...

awww reamente en mi criterio contra los niños o sea me refiero educación básica me parece bien que se defiendan, y las monjas son algo especiales, yo estuve en una escuela regida por las mismas, y la directora nos reprimia de todo, buscaba el perfeccionismo en todos, 6 años en esa escuela me dejaron de experiencia que la monjas son unas culeras (disculpen la palabra xD)
ahora ya estoy en prepa, y tuve un problema muy fuerte con un profesor, me humillo frente a todos los papas de mis compañeros y frente a mi mamà, me dijo retraìda social, que no "encajaba" por ser emo, me obligo a cortarme mi fleco sino no podìa entrar a su clase, se dio la oportunidad de hablar con la psicologa de la escuela sobre lo que habìa pasado con el profesor y le llamaron la atenciòn, afortunadamenteen este semestre varios maestros entre ellos el de psicología me apoyan cuando toma sus actitudes estupidas
=)
creo que solo hay que decirles sus verdades a los ogts para que nos dejen en paz