3 de julio de 2007

Acoso escolar: terror de miles de niños




Los niños que son violentos con otros pueden ser víctimas de violencia en su propia casa










Desde hacía algún tiempo Javier tenía pesadillas y no quería ir al colegio. Su madre no se explicaba la razón, hasta que el niño se sinceró con ella, ni se le pasó por la mente que pudiera ser víctima de acoso infantil.


La violencia infantil

“Me dijo que tenía miedo, que un niño de su clase le insultaba y le empujaba en el autobús del colegio. No se me había ocurrido porque siempre he creído que el acoso ocurre en la adolescencia y preadolescencia y no con niños de cinco años”, cuenta Mari Paz Hernández, madre de Javier.

El acoso infantil ha existido siempre, parece que forma parte del desarrollo humano y no es difícil encontrar un adulto que de pequeño haya sido intimidado por sus compañeros. La Asociación Nacional de Educación de Estados Unidos calcula que diariamente 160 mil niños faltan a la escuela porque tienen miedo de ser acosados. Son cientos las escuelas que han implantado programas de prevención del acaso infantil.

Pero no por ser algo común, es aceptable. Al contrario, es un comportamiento que simplemente no se puede tolerar y que si se deja pasar puede tener consecuencias nefastas. Solo es preciso citar casos como Columbine High School, donde la trágica muerte de varios estudiantes y profesores tuvo su origen en un caso de intimidación.

Las víctimas de acoso infantil sufren insultos verbales, ataques físicos y exclusión, que convierten su vida en una pesadilla y que en el mejor de los casos pueden llegar a afectar profundamente el equilibrio emocional y la autoestima del niño. En Japón, por ejemplo, un alto porcentaje de los suicidios infantiles está relacionado con un episodio de acoso escolar.

“Las investigaciones indican que (los estudiantes) que son objetivos del acoso continuado de sus compañeros se encierran cada vez más en sí mismos y se deprimen. Existe otra reacción mucho menos común ante el acoso escolar que es la agresión y la hostilidad”, indican en un informe las doctoras en psicología Patricia Marks Greenfield y Jaana Juvonen.

Mientras los varones tienden a la violencia física, el acoso de las niñas suele ser psicológico e igual de dañino que el de los niños. En ambos casos el acoso de otro niño más débil hace sentir poderoso al agresor, que irónicamente suele ser una persona insegura, que recibe poca atención de sus padres, que ve mucha violencia por televisión y que puede ser él mismo víctima de acoso en casa.

Por su parte, los niños intimidados suelen ser “diferentes” de alguna manera (más gordos, más altos, de otra nacionalidad, de otra raza, pueden usar gafas o ser más tímidos), suelen ser también más débiles física o psicológicamente.




http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=487412

5 comentarios:

Anti-Bully dijo...

Hola, excelente tu blog. Es necesario que la sociedad tome consciencia de el problema del Bullying, y que se empiecen a adoptar estrategias.

En este comentario, voy a dar mi opinión y propuesta al respecto, después de haber padecido bullying en mi niñez, y de reflexionar y estudiar a fondo el tema. Un post similar lo coloqué en el foro de el refugio, hace unos años atrás:

Cómo podemos solucionar el problema del acoso escolar? No tengo todas las respuestas, pero se me ocurren algunas proposiciones concretas:

1)Abordar el problema de forma integral, es decir, actuar a nivel psicológico en el niño víctima y en los agresores, a nivel social en la escuela y en toda la sociedad, y a nivel jurídico mediante leyes, códigos, etc. que aborden y sancionen las agresiones.

2)Crear documentos breves donde se expliquen las características del acoso escolar, y se reparta gratuitamente, o se indiquen las páginas webs para mayor información.

A nivel de la escuelas e institutos, es donde más he reflexionado sobre las medidas que podrías adoptarse. Esto es solo un proyecto que debería intentarse y valorar en la práctica su eficacia o ineficacia.

Esto es lo que propongo que debe ser implementado en las escuelas(entre otras medidas):

1)Se deben formar grupos de estudiantes integrados por miembros en número impar (ej: 9 estudiantes) en cada aula, elegidos al AZAR, para formar una COMISIÓN DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS, la cual deberá ser presidida por un Profesor (ej: el profesor-guía).

2)La finalidad de esta comisión, integrada por los propios alumnos, es hacer de conocimiento del Profesor que la presida cualquier conflicto interpersonal que surja entre los alumnos, con especial énfasis en el ACOSO ESCOLAR y diseñar las estrategias a implementar para buscar su solución pácifica, rápida y eficaz.

3)Las decisiones deberán tomarse por MAYORÍA absoluta (la mitad más uno), mediante el voto SECRETO de los miembros de la comisión, después de una deliberación conjunta con el Profesor. Esta comisión deberá reunirse con una periodicidad regular (ej: cada 2 semanas), pudiéndose requerir por parte del Profesor sesiones extraordinarias cuando las circunstancias lo requieran.

4)Los miembros de la comisión, si bien deben ser elegidos al azar (para evitar preferencias injustas), deben ser alternados para asegurar que TODOS los alumnos participen como integrantes de dicha comisión a lo largo del año escolar. Propongo que los miembros escogidos al azar duren mes y medio en sus funciones, y pasado dicho lapso, deberán escogerse al azar nuevos miembros.

5)El Profesor que preside la comisión, podrá a su elección tener entrevistas privadas con cualquiera de los miembros de la comisión. A su vez, cada miembro de ésta podrá solicitar una entrevista privada con el Profesor. Deberán facilitarse canales para la comunicación privada (ej: correo electrónico) con el Profesor. Sin embargo, el espíritu de la Comisión deberá ser el que se debatan los temas abiertamente entre todos sus miembros, y que sus resoluciones sean comunicadas a toda el aula.

La función del profesor consistirá en ser el director de la Comisión y enseñar a los estudiantes técnicas de resolución de conflictos, asertividad y técnicas de habilidades sociales(las cuales constituirán clases necesarias en las reuniones de la Comisión), para fomentar en los alumnos la capacidad de expresar sus sentimientos sin lastimar a nadie, defender con razones sus puntos de vista y mejorara sus capacidad comunicativa y de relación interpersonal.

Esta estrategia tiene varios beneficios concretos:

1)Mejora la comunicación bidireccional entre el Profesor y sus alunnos. Se familiariza con la psicología de cada niño, y en sus aspectos emocionales y personales.

2)Enseña a los alumnos técnicas de solución racional y pacífica de los conflictos, a través del análisis de los problemas y la valoración de las mejores soluciones sin emplear la violencia.

3)Permite que salga a flote cualquier evento grave en las relaciones entre los alumnos (ej: situaciones de acoso, intimidaciones, etc.), lo cual constituye el fin primordial de la Comisión.

4)Permite identificar a los presuntos responsables o autores de tales actos, y diseñar estrategias específicas y efectivas para anular su influencia negativa sobre el grupo de alumnos.

El voto secreto de la Comisión, impide identificar en concreto la persona que votó por cual o tal propuesta. Al Profesor no le estará permitido votar, solo asesorar y dirigir el debate de la Comisión.

El que la Comisión esté integrada por varias personas, escogidas al azar, disminuye la probabilidad que el acosador o acosadores monopilicen y manipulen a los miembros dicha Comisión, ya que los acosadores generalmente no someten a todo el salón, sino solo a determinadas personas (las víctimas). Las otras personas, que no son víctima, sino ESPECTADORES del acoso, al formar parte de la comisión, podrán hacerle saber al profesor la situación de acoso que se vive.

Y los acosadores sabrán que serán identificados... aunque no podrán saber en concreto quien los identificó (ya que puede ser cualquiera). Y cualquier represalia, amenaza, etc. por parte del acosador, también será de conocimiento de la Comisión y del profesor (sea en las deliberaciones de la comisión, lo cual es lo ideal; como por vía de la comunicación privada que los miembros de la comisión tengan con el profesor, en casos excepcionales donde no se pueda debatir en la comisión, lo cual es poco probable.)

La identificación de los acosadores, por parte de los propios alumnos, y VERIFICADA por el profesor deberá dar lugar a medidas inmediatas en contra del acosador, acorde a la situación en concreto que se ha planteado. El director del colegio, deberá ser formalmente notificado de las resoluciones de la comisión, y de las medidas en contra de los acosadores.

Por su parte, el acosador o acosadores serán, eventualemente, parte también de la Comisión, y quizás esto los ayude a comprender otras formas de relacionarse, de expresar sus emociones, de liberar sus frustraciones sin lastimar a nadie...

Esto deberá realizarse durante todo el año escolar.

Esta propuesta que hago, está pensada para ser sujeta a discusión, refinación, crítica y mejoramiento, y sobre todo, a experiencia práctica, ya que es allí donde sabremos lo que funciona o lo que no funciona. Solo si la sometemos a prueba, podremos ver si es eficaz, si es insignificante, o si es contraproducente en la solución del acoso escolar. Lo demás es retórica.

Ciertamente no es la solución definitva al problema (ya que otras medidas son necesarias: intervención del Estado, educación de los padres, fomento de valores éticos y sociales, etc.); esta propuesta solo pretende ser una medida, fácil de implementar sin mucho costo, en el nivel de la ESCUELA o COLEGIO.

Saludos

Monjes Locos dijo...

En nuestra obra, CQP 1.0 una aventura para liberarte del bullying y otras formas de acoso también tratamos la cuestión de cómo en muchas ocasiones el acosador ha sido o es al mismo tiempo un acosado en su propia familia o nucleo cercano.

A todas las propuestas del anterior comentario, añadiría que las escuelas comiencen a adoptar enseñanzas que ayuden a los jóvenes a conocerse a si mismos, a no temer sus emociones ni pensamientos y a atreverse a profundizar en su interior ya que sólo así lograrán poner fin individualmente a los intentos de acosarles. Sólo cuando uno se siente fuertemente enraizado en si mismo es capaz de distinguir los trucos y estrategias que urden los acosadores para intimidarle y someterle al juego psicológico del acoso.

Un saludo,
Bárbara

www.monjeslocos.com

Anónimo dijo...

Yo creo que un punto solucionador seria educar al niño acosado en no responder con enojo o con agresion fisica al acoso verbal, ya que derivado si el niño acosado reacciona con enojo y agresividad pero dado que este sea debil fisicamente o mas pequeño pues le daran de golpes y pues el niño en afan de salir de ese embrollo tratara de defenderse pero asi no lo lograria: es por eso que creo que hacer caso omiso al acoso verbal seria una solucion, pero para esto hay que construir una EXCELENTE AUTOESTIMA en el niño y que entienda que el niño acosador solo esta demostrando lo mismo que le hacen en su casa y que lo que diga de el para hacerlo quedar mal, o que todos los demas niños se burlen pues nada de eso es ciero para nuestro hijo acosado. Tambien creo que podria enseñarsele a nuestros hijos a poder reirse sanamente de ellos mismos. Enseñar a nuestros hijos a mentalizarse en situaciones positivas ya que si ellos siempre piensan en el acoso que le hacen estaran atrayendo a sus vidas eso mismo sin poder salir del circulo del acoso. Yo le enseño cosas positivas diciendoles que cierren los ojos y les voy diciendo cosas como que piensen que son campeones en todo y que se vean en un estadio lleno de gente donde ellos son las estrellas y asi con mas cosas positivas que le ayuda asu autoestima y les pregunto que sienten y diario tomo 15 minutos con ellos a hacer mentalizaciones. Ojala les sirva.Espero sus comentarios: pplnuno@gmail.com

ANA Mº OCHOA dijo...

Bajo mi punto de vista no es la solucion educar al niño acosado a no responder ,al contrario hay que enseñarle a revelarse ,¿como?....!!Y que !!! seria su respuesta .
Eres gordo :!!Y que !!.........
Eres un cobarde !!Y que !!.............
La autoestima de los acosados esta por los suelos se sienten solos ante los ataques y muchos de ellos sienten vergüenza de lo que les ocurre .Hay que dejar de buscar el motivo por el que un niño es acosado y no justificar las agresiones .Usted puede perder 15 minutos diarios en reforzarle su autoestima pero sus acosadores se encargaran de tirar su trabajo en pocos minutos a la papelera .El niño acosado solo puede pensar en buscar la mejor manera de que no le agredan ese dia .No olvide que no actuan solos que tienen sus soldados particulares osea otros niños que antes fueron acosados y que ahora forman parte del grupo de acosadores en el que simplemente sobeviven .Es simplemente la ley del silencio .Como ve la situación se pone cada dia mas dificil ...........

Anónimo dijo...

http://13dfgsdfg57.com/